• dejardehacer

Walter Carrington: Definición de la Técnica Alexander


La Técnica Alexander es un método de auto-ayuda. Su propósito es ayudar a la gente a evitar hacer cosas que son perjudiciales para su bienestar general. El método es único porque, a diferencia de la mayoría de los sistemas que asesoran a la gente qué hacer o cómo hacerlo, esta enseña lo que no se debe hacer y cómo prevenirlo. Así, la técnica requiere, ante todo, una demostración práctica que transmita la experiencia de qué acciones están equivocadas y a continuación, la instrucción clara de "el cómo" pueden ser evitadas.

La técnica se originó ya en 1894 a partir de las experiencias adquiridas por F. Matthias Alexander acerca de su uso de la voz, como actor e intérprete de recitales dramáticos. No tenía formación científica en la anatomía y la fisiología, pero la observación y la experimentación lo llevaron a adquirir conocimientos con los cuales fue capaz de superar los problemas del habla y la respiración que lo habían acosado. Cuando ciertos científicos eminentes posteriormente experimentaron su trabajo por sí mismos, afirmaron que satisfacía todos los criterios del método científico.

¿Por qué entonces la Técnica Alexander es tan difícil de describir con palabras sencillas? ¿Por qué al leer artículos sobre la técnica, personas cultas y científicamente educados a menudo no alcanzan a comprender su significado?

Por un lado el concepto de "no-hacer", de "no harás", puede evocar respuestas emocionales negativas que confunden el asunto. La gente prefiere que se le aconseje qué hacer. Buscan una instrucción positiva.

Por otro lado, la importancia científica de lo que Alexander observó mientras se paraba a sí mismo frente a un espejo, apenas puede ser apreciado por el lector sin cierto conocimiento técnico del equilibrio, el movimiento y la postura.

Él estableció empíricamente que la postura y el movimiento de su cuello no debe ser rígido, que su cabeza debe ser autorizada a adoptar una cierta actitud preferente en relación con el cuello y el cuerpo (descrito por él como "cabeza hacia adelante y hacia arriba") y que esto era coherente con una actitud de alerta libre o estado de equilibrio.


Recientes investigaciones científicas relativas a la orientación de la cabeza y la postura en los vertebrados indica que hay una orientación de la cabeza preferida que los animales mantienen a través de una variedad de comportamientos. Se asocia con una postura de alerta y una extensa capacidad acrobática. En los vertebrados que viven implica el mantenimiento de los canales semicirculares, o el canal semicircular lateral, (la parte del órgano del equilibrio o el aparato vestibular), en una actitud aproximadamente equilibrada con el horizonte.


La investigación en la neurofisiología del equilibrio, la postura y la locomoción es de origen relativamente reciente, pero la medida en que ha ido tiende a confirmar los hallazgos empíricos de Alexander y debe conducir en última instancia a una comprensión y la aceptación de su técnica.


(Traducido por Jorge Lorente)

9 vistas0 comentarios